lunes, agosto 2
Shadow

Madre A Los 68, Record Guinnes

Todas las mujeres saben que hay una edad en la que ya no es posible quedarse embarazada, el reloj biológico se para y el cuerpo deja de generar óvulos fértiles y además conlleva muchos riesgos para la salud tener bebés a ciertas edades, pero como todo en la vida, siempre hay excepciones, y sino que se lo digan a Adriana, que fue madre nada menos que a los 68 años consiguiendo además el Record Guinness mundial a la madre más longeva. Sigue leyendo para saber todo sobre esta increíble historia.
Toda Una Aventura

Toda Una Aventura

En la sociedad de hoy en día, tener hijos joven se ha convertido en cosa del pasado. Se estima que la edad más apropiada para tener hijos es a los 25 años, pero a esa edad, siendo realistas, todavía no se es maduro en la sociedad actual y los jóvenes no suele tener trabajo. Por tanto la edad para tener hijos cada vez se ha retrasado más, siendo la media los 35 años. Pero la realidad es que cuanto más mayor se tengan, más riesgos hay para la madre y para los niños. Estos riesgos incluyen, aborto espontáneo, cesárea, hipertensión, diabetes o anomalías genéticas.

Adriana Iliescu

Adriana Iliescu es una profesora de universidad jubilada y escritora de cuentos infantiles.
Esta mujer de origen rumano con 66 años, siempre soñó con ser madre pero no tuvo la oportunidad de serlo en edades fértiles y era algo que ella sentía que debía hacer antes de morir. Así es que se puso en contacto con un médico amigo suyo para, durante años, administrarse un tratamiento para intentar revertir los efectos de la menopausia y más tarde, él le inseminó un óvulo fecundado con esperma de un donante anónimo. Según Adriana, estaba en perfectas condiciones de salud y nunca había fumado ni bebido

Matrimonio Frustrado

En realidad Adriana estuvo casada en el pasado, sin embargo nunca llegó a tener descendencia con su marido ya que el matrimonio duró tan solo cuatro años debido a que él era un mujeriego y Adriana le pilló en más de una ocasión. Se separó de su marido muy joven por este motivo y además, el hecho de que fuera engañada por él hizo despertar en Adriana muchas inseguridades y temores así que nunca más volvió a tener una relación estable.
Aunque su deseo de ser madre siempre había estado ahí

Un Riesgo Enorme

Adriana sabía perfectamente los riesgos a los que se enfrentaba pero su necesidad de ser madre era muy superior a sus miedos. Además ella se encontraba en perfecto estado de salud y se veía con fuerzas. Muchos conocidos y amigos suyos criticaron fuertemente su decisión e incluso la dieron de lado. Además Adriana era muy religiosa y la comunidad estaba totalmente en contra de su decisión ya que lo consideraban un acto inmoral y le dieron la espalda.
Pero a pesar de todo esto, ella ignoró todos los comentarios y malas caras de la gente y siguió adelante con su plan

SU Plan B

La comunidad religiosa decía que aquello era un acto inmoral ya que no era natural y Dios no permitía esas cosas, pero los amigos de Adriana estaban en contra por otros motivos. A parte de los riesgos que quedarse embarazada conllevaba para ella y para el bebé, Adriana tenía ya 66 años y podría dejar huérfano al bebé pronto. Eso tampoco era justo para la criatura y por eso Adriana decidió buscar un plan B.
El médico que la inseminó, era amigo suyo e hizo un pacto con él, si Adriana moría, él se haría cargo de su hijo o hija.

Al Fin Llegó Eliza

Finalmente, los tratamientos dieron resultado y Adriana consiguió ser inseminada. Al tratarse de una fecundación in vitro, la probabilidad de que se desarrollara más de un embrión era muy alta, y así fue. Adriana estaba embarazada de trillizos pero durante la gestación, dos de ellos murieron en el útero y el otro consiguió salir adelante. Era una niña y Adriana la llamó Eliza, nació antes de lo previsto y por cesárea así que tuvo que quedarse unos meses en la incubadora del hospital.
Sin embargo, salió adelante y Adriana se llevó a su bebé a casa

El Centro De Todas Las Miradas

Muy pronto, se corrió la noticia de que una muer con 66 años había tenido un bebé y todos los canales de televisión y periódicos y revistas comenzaron a contar su historia y a hablar de ella. Muchos no muy bien. Ambas, madre e hija, se hicieron famosas de la noche a la mañana y aparte de que Adriana recibió el premio Guinness de los récords a la madre más longeva del mundo, también recibió mucho desprecio y burlas por parte de la sociedad y la prensa.
Todo el mundo las miraba y las señalaba por la calle y tuvieron que pasar unos momentos muy duros.

La Solución

La situación para Adriana y Eliza se estaba volviendo insostenible.
Era muy duro salir a pasear simplemente y que todo el mundo se riera de ellas o le dijeran quesi era la abuela de la niña. Además, como Adriana era muy religiosa, quiso bautizar a Eliza y fue rechaza en muchas iglesias. Cuando por fin encontró una que accedió a bautizarla, las monjas las miraban mal durante toda la ceremonia y cuchicheaban diciendo que la niña era producto del mal. Todo esto desmoralizó mucho a Adriana y pensó que tenía que encontrar una solución antes de que Eliza creciera y que todo aquello pudiera afectarle personalmente.

Decidió Contar Su Historia

Después de pensarlo mucho y consultarlo con amigos y familiares, Adriana encontró la solución.
Pensó que si daba una entrevista pública en televisión y explicaba sus motivos y su modo de vida, todo el mundo comprendería su situación y se normalizaría todo. Y así hizo, dio una entrevista que vio todo el país y explicó por qué había querido ser madre ahora y abrió las puertas de su casa para mostrar cómo era el día a día de ella y Eliza, demostrando que era una madre excelente y que le sobraba la energía.

La Vida De Eliza

Eliza creció como una niña totalmente normal, jugando y aprendiendo día a día. Además, como su madre era profesora de universidad de Lengua y Literatura, recibió una educación muy buena tanto en casa como en el colegio. Adriana era una mujer moderna a pesar de su edad, de mente muy abierta ya que sino no hubiera sido capaz de engendrar a Eliza de esta manera, con lo que la niña recibió desde su nacimiento unos valores muy modernos y abiertos.
En definitiva, Eliza y su madre eran uña y carne y tenían una relación de lo más normal

A pesar de que su madre era profesora de Lengua y Literatura, Eliza destacaba mucho en ciencias. De hecho durante su época en el instituto ganó varios premios y diplomas en materias de ciencias y le encantan también las matemáticas. Siempre ha destacado en clase y es una chica súper estudiosa, aplicada y responsable. Poco a poco y con el paso del tiempo, la situación en la que la gente las señalaba cambió y ambas, pudieron vivir una vida feliz y normal.
Adriana tiene ahora 80 y Eliza 15años y Adriana asegura encontrarse fenomenal y augura llegar mínimo hasta los 100 años para seguir con su hija.

El Debate

A pesar de que finalmente todo salió bien para Adriana y Eliza y la gente dejó de reírse de ellas y fueron respetadas, el hecho de que una mujer tuviera una hija a los 66 años ha generado importantes debates tanto morales como éticos y científicos. Además Adriana tuvo que litigar con la ley ya que en Rumanía lo que ella hizo está prohibido. La edad máxima para hacerse una fecundación in vitro es 50 años y aun así es una edad elevada que conlleva múltiples riesgos.
Para Adriana todo salió bien pero podría no haber sido así como ha ocurrido en otros casos similares que t mostramos a continuación.

Janet

Janet tenía 58 años cuando decido que quería ser madre, no lo conseguía de forma natural así qe decidió quedarse embarazada mediante fecundación in vitro. Esta británica tuvo gemelos convirtiéndose en el nuevo Record Guinness a la madre más longeva del mundo, antes de que apareciera Adriana, claro está. Aunque sabía los riesgos que corría, Janet lo hizo igualmente y fue muy criticada por su decisión.
Sufrió además varias complicaciones relacionadas con el embarazo como hipertensión y diabetes gestacional pero asegura que no se arrepiente de nada y que sus hijos son lo mejor que le pudo pasar en la vida.

Sus Complicaciones

Janet confiesa que fue un proceso duro y frustrante ya que no conseguían inseminarla, se gastó muchísimo dinero hasta que lo consiguió y esto es algo que muchas familias no se pueden permitir. Además, las probabilidades de que el embarazo sea múltiple cuando utilizas la fecundación asistida, son muy altas, con lo que te encuentras normalmente siendo madre primeriza, soltera y de varios bebés. Aseguró que lo pasó realmente mal al principio, además tuvo que ser por cesárea y al principio estaba muy débil. Janet confiesa que sin la ayuda de su familia y amigos no lo hubiera podido hacer.

Un Nuevo Récord

Aquí tenemos el ejemplo de María del Carmen Bousada, una mujer española que decidió ser madre a los 67 años. Carmen no tenía mucho dinero y en España no podía realizarse la fecundación in vitro siendo tan mayor, así que vendió su casa en Cádiz y viajó a los Estados Unidos para hacérselo. En ese país la edad máxima son 55 años así que Carmen mintió con su edad y ni siquiera le pidieron identificarse ni nada. La mujer dio a luz a gemelos convirtiéndose en el nuevo Récord Guinness a la madre más longeva del mundo. Sin embargo, Carmen murió de cáncer tan solo 3 años después dejando a los gemelos huérfanos.
Esta historia a generado muchas controversias y reavivado el debate.

Hay ciertas culturas que aun estando en pleno 2020, siguen teniendo costumbres que están un poco desfasadas con los pensamientos actuales. Este es el caso de esta mujer de la India, su nombre es Mangayamma y por razones naturales, nunca ha podido tener hijos con su marido. En su cultura, esto es algo muy mal visto y siempre ha estado estigmatizada por no haber tenido descendencia e incluso se referían a ella como “la mujer sin hijos”.
Todo esto hizo que el matrimonio, harto de tanto desprecio, tomara una decisión drástica, decidieron que ella se hiciera la fecundación in vitro

Madre A Los 75

Habéis leído bien, Mangayamma tenía 75 años cuando decidió tener descendencia a través de la fecundación asistida.
Y milagrosamente contra todo pronóstico, tan solo 2 meses después de comenzar el tratamiento, consiguió quedarse embarazada de gemelos.
El pasado septiembre de 2019, los gemelos nacieron por cesárea, algo muy normal en estos procedimientos, y estaban completamente sanos. Sin embargo, Mangayamma sufrió un infarto tras dar a luz. Ella fue criticada por no haber tenido hijos y también lo ha sido por tenerlos de esta manera, pero la pareja de ancianos aseguran que están más felices que nunca y por supuesto se quedó con el título del Récord Guinness a la madre más longeva del mundo.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *